La trazabilidad en la cadena de suministro de los alimentos

18 ene

La trazabilidad en la cadena de suministro de los alimentos

enero 18, 2019

Un sistema de trazabilidad es una herramienta útil que permite a cualquier organización que integra la cadena de suministro de los alimentos. Trazar el producto final hasta las materias primas que dieron lugar al mismo o identificar ese producto final en el mercado, ante el reclamo de un cliente o consumidor final.

La complejidad de un sistema de trazabilidad en la cadena de suministro de los alimentos puede variar de acuerdo con las características del producto (alimento, aditivo, envase alimentario, transporte, etcétera y los objetivos que se desee alcanzar.

La implementación de un sistema de trazabilidad por una organización depende de:

  • los límites técnicos inherentes a la organización y sus productos (Por ejemplo, la naturaleza de las materias primas, el tamaño de los lotes, los procedimientos de recolección y transporte, los métodos de procesado y empaque)
  • la relación costo-beneficio de la aplicación de dicho sistema

Si bien un sistema de trazabilidad es, por sí mismo, insuficiente para lograr la inocuidad de los alimentos o insumos alimentarios (aditivos, envases) es fundamental para poder identificar el producto, retirarlo del mercado y analizar la causa de un problema durante el proceso productivo hasta la recepción de la materia prima.

La trazabilidad debe estar relacionada con el origen de las materias primas, la historia del procesado o la distribución de los productos, de los subproductos obtenidos de ellas, y debe  aplicarse, al menos, a una etapa ante­rior y a una posterior para cada organización en la cadena de suministro que integramos.

Dado que un sistema de Trazabilidad debe poder ser verificado necesitamos desarrollar un sistema de registros que nos permita:

  1. Determinar la historia o el origen del producto, que producimos, elaboramos, recuperamos, almacenamos, transportamos o distribuimos;
  2. Verificar la información respecto del  producto mediante registros legibles;
  3. Facilitar el retiro, o la recuperación de productos, o la devolución;
  4. Comunicar esa información a las partes involucradas (SENASA) y a los clientes, exportadores o consumidores.

Cómo cumplimos los cuatro pasos anteriores para lograr un desarrollo eficaz de un sistema de trazabilidad:

a) Documentando planillas donde registrar las materias primas, el proceso de producción, elaboración o reciclado, hasta su despacho final

b) Archivando y auditando los registros disponibles

c) Solo podremos retirar un producto del mercado cuando exista relación entre el lote del producto y el remito de despacho

d) Una gestión de reclamos donde se registran los mismos, mediante un remito de venta se pueda llegar al proceso de producción, elaboración o reciclado y de ellos al lote de cada materia prima. De una gestión de reclamos y en función de los productos defectuosos podemos demostrar que nuestros productos se encuentran dentro de una calidad aceptable, y el reclamo no requiere el retiro del producto, sino su devolución por ser un producto no conforme desde la calidad, pero no por un problema de inocuidad.

 

LIAF CONTROL SRL

Sumando valor a las producciones agropecuarias

 

Compartir

compartir en facebook compartir en twitter compartir en likedin