La certificación como clave para lograr mejores precios y calidad en carne bovina

26 mar

La certificación como clave para lograr mejores precios y calidad en carne bovina

marzo 26, 2018

En el marco de Expoagro 2018, escenario que año a año viene impulsando la actividad ganadera del país, mostro a los referentes de las principales razas bovinas argentinas que disertaron coincidiendo en el optimismo respecto al crecimiento del comercio exterior para este sector.

Ignacio Harris, Socio Gerente de Liaf Control SRL y Director Técnico de Carnes Angus, de la Asociación Argentina de Angus, fue uno de los disertantes, aportando sus perspectivas del mercado de la carne de calidad argentina: principalmente sobre el programa de carne Angus Certificada y la elección del novillo de acuerdo a los mercados.

Por un lado, la charla se orientó a mostrarle al productor la importancia de la selección genética para la calidad de carne, porque más del 50% del rodeo nacional es Angus además de sus cruzas. Vender carne argentina combinada con el nombre Angus es el objetivo ideal para su exportación.

Por otro lado, Harris orientó al productor sobre la importancia de trabajar en los programas de certificación, condiciones de crianza y grado de terminación. Apostó fuerte al programa Carne Angus Certificada, que en 2017 exportó 1.000 toneladas desde 15 establecimientos, y señaló el aumento que se viene dando en la certificación de atributos de calidad, en la calidad genética, buscando la línea de padres que preñen con mejor calidad para que la industria frigorífica valorice ese diferencial que envía el productor y sea correspondido también en la información al consumidor.

Asimismo, Harris explicó cómo se certifica el atributo de calidad “Argentine Angus Beef”. Presentó las principales especificaciones como, el pelaje que debe ser negro o colorado sólido característico de la raza en la mayoría de la superficie corporal y sin cuernos; musculosos, no aceptándose animales de estructura corporal inferior de conformación típica de razas lecheras; con la madurez/edad de ganado joven, verificado por dentición hasta los 4 dientes permanentes (menor a 30 meses aproximadamente). La clasificación y tipificación proveniente de animales especiales o buenos con clasificación novillo, novillito y vaquillona de tipificación JJ, J y U en novillos y AA, A, B en novillito y vaquillona, que darán reses de conformación superior; con grados de cobertura de grasa 1, 2 o 3; y el marmoleado (marbilng) con grado igual o superior al “slight” equivalente a los estándares del USDA, para resaltar y garantizar la terneza, el sabor, gusto y jugosidad (palatabilidad) de la carne.

El prestigio de nuestra carne está intacto y los mercados siguen buscando nuestros productos. Es esencial recuperar el segmento de novillos pesados, la competitividad y acceder a los mercados con suficiente stock para satisfacer la demanda. Para abrirse a nuevos mercados, es importante mantener la consistencia en la calidad exportada; flexibilización en la presentación de los cortes aceptando los requerimientos de los diferentes mercados y atender los pedidos de la demanda. La tarea del productor ganadero es avanzar en la crianza a pasto y novillo más pesado para la exportación que debería ser premiado por los organismos oficiales.

Por último, Ignacio Harris hizo hincapié en los cambios que necesita la actual tipificación y el trabajo que está realizando el Ministerio de Agroindustria al respecto. Deuda pendiente que supera los 25 años.

 

Equipo de LIAF CONTROL SRL

Sumando valor a las producciones agropecuarias 

Galería de Fotos

Compartir

compartir en facebook compartir en twitter compartir en likedin